RETAZOS 069 Saber escuchar

- Maestro, - le preguntó Sergei mientras paseaban hasta el estanque de las carpas -, ¿por qué el Cielo no habrá dispuesto que todos los seres hablásemos la misma lengua? 
- ¿A qué viene eso ahora, liebre demoledora?
- Pues a que gran parte de los problemas del mundo surgen de que no nos entendemos. Muchas veces queremos decir lo mismo pero con otras palabras. Si se uniformase todo sería mejor.
- ¿Estás seguro, Sergei? ¿No conoces lo que ocurrió cuando un mono sacó a un pez del agua y lo colocó sobre un árbol?
- Me imagino que se asfixiaría con tanto aire.
- Así es, pero el mono respondió cuando le preguntaron que por qué lo hacía "¡Pues para salvarlo de morir ahogado!" 
- ¡Mira qué listo!
- Eso es lo que sucedería si a todos nos uniformasen, como tú sugieres olvidando que la misma luz que permite ver al águila desde las alturas ciega al búho y le obliga a ocultarse hasta la noche.
- ¿Entonces, Maestro?
- Que cada uno trate de ser consciente de lo que dice cuando dice lo que dice. Y de lo que no se sabe hablar, lo mejor es callar.

José Carlos Gª Fajardo


Este texto pertenece a la serie 'Retazos Luna Azul', colección de cuentos orientales adaptados a nuestro tiempo