Al otro lado del río

Clavo mi remo en el agua,
llevo tu remo en el mío.
Creo que he visto una luz
al otro lado del río.

El día le irá pudiendo
poco a poco al frío.
Creo que he visto una luz
al otro lado del río.

Sobre todo, creo que
no todo está perdido.
Tanta lágrima, tanta lágrima,
y yo, soy un vaso vacío...

Oigo una voz que me llama,
casi un suspiro:
¡Rema, rema, rema!

En esta orilla del mundo
lo que no es presa, es baldío.
Creo que he visto una luz
al otro lado del río.

Yo, muy serio, voy remando,
y muy adentro, sonrío.
Creo que he visto una luz
al otro lado del río.

Jorge Drexler

Textos clásicos y de la sabiduría universal seleccionados por el autor